Eucaristía y concubinos

Autor: Fuentes Miguel Ángel IVE . Visitas: 3893

Eucaristía y concubinos

El que fornica comete pecado grave y si se confiesa 'con intención de seguir fornicando' no vale ni su confesión ni su comunión; es decir, no puede ser perdonado de sus pecados ni puede comulgar. Cuando una persona que ha fornicado se confiesa y es absuelto esto es porque en la confesión 'se ha comprometido a no volver a hacer ese pecado'. Si alguien mintiese para ser absuelto y poder comulgar, su confesión sería inválida y sacrílega y su comunión también sería sacrílega.

Acerca del Autor

Fuentes Miguel Ángel IVE

Fuentes Miguel Ángel IVE

El P. Miguel Ángel Fuentes, es sacerdote del Instituto del Verbo Encarnado, ordenado en 1984. Licenciado en teología por la Pontificia Universidad Angélicum, de Roma; y doctor en Teología con especialización en Matrimonio y Familia, por el Instituto Giovanni Paolo II, de la Universidad Lateranense de Roma.

Ha sido profesor en la Universidad Católica de San Luis, en el Seminario Diocesano de San Rafael, en la Casa de estudios Fulton Sheen Residence, en Washington (USA), en el Estudiantado Santa Catalina, de San Rafael (Argentina), y en el Seminario religioso del Instituto del Verbo Encarnado, en San Rafael. Actualmente es docente en este último centro de estudios y dicta cursos de actualización teológica en Argentina, Italia y Estados Unidos.

Ha publicado numerosos artículos en revistas de teología, una veintena de libros (algunos de ellos traducidos al inglés, al italiano, al portugués y al árabe), y los veintiún números de la colección “Virtus” (sobre formación de la afectividad). Es el director de la página “El Teólogo Responde” y asesor del CEyTEC (Centro de estudios y tratamiento de enfermedades de la conducta).

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.

    • Confesarse conviene
      Alfredo Bufano
      La ira
      Visión cristiana de la sexualidad
      Arte y palabra, exigencia de la creación artística
      La Virgen de los Dolores
      Significado de la Cruz
      Poner la otra mejilla
    • Fátima
      El demonio del mediodía
      La vocación de los niños y la familia
      Homilía en el Santuario de Aparecida
      De pentecostal a católico
      El rey David
      el Gran Milagro
    • Tratado del amor de Dios
      El amor a la Sabiduría Eterna
      Catecismo Mayor